Portada » MICRORRELATO: LA SENTENCIA

MICRORRELATO: LA SENTENCIA




Estaba en la cocina preparando la cena. Escuchó el nombre de aquella mujer en las noticias, se sobresaltó y se cortó en la mano derecha. Contuvo el grito de dolor, cerró el puño con rabia, fue al salón y la vio en el televisor. Era ella y estaba muerta. Según dijeron por televisión el juez no le había concedido la orden de alejamiento, ya que según este escribió en la sentencia: “no se aprecia una situación objetiva de riesgo para la víctima.” Pero ahora estaba muerta y de poco sirvieron sus denuncias y todos los argumentos, que temblando, ella le dio. Tres días antes tuvo la sentencia en su mano y con la misma, que ahora tenía manchada de sangre, la firmó.
Su mano sangraba y se apretó con la otra para cortar la hemorragia. Era inútil, la sangre salía a borbotones. Al ver como sangraba su marido, la mujer asustada le preguntó: “¿qué te ha pasado?”, él se miró las manos y dijo: “Esta es mi sentencia”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *