Portada » Miguel de Cervantes Saavedra (29 de septiembre de 1547-22 de abril de 1616)

Miguel de Cervantes Saavedra (29 de septiembre de 1547-22 de abril de 1616)




En unos días se cumplirá el IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes. No parece, que en este país, le vayamos a dar la importancia que merece. Por lo visto, la situación política, tiene a nuestros gobernantes muy ocupados,

debe de ser muy cómodo el sillón que tantos quieren ocupar, a pesar, según ellos, de cobrar tan poco por sentarse en él.

Miguel de Cervantes, el autor más relevante de nuestras letras, gracias a su gran obra El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, parece ser que tuvo una vida algo movida y complicada, tanto en el plano económico como en el jurídico. Cuentan algunos que en 1569 fue condenado en Madrid a arresto y amputación de la mano derecha por herir a Antonio de Sigura, y que este fue el motivo de su viaje a Italia, eludiendo así la condena. Estuvo en la cárcel en dos ocasiones, en 1592 por vender trigo sin autorización y en 1597 por irregularidades en las cuentas. En 1605 volvió a pisar la cárcel pero esta vez para declarar sobre la muerte de Gaspar Ezpeleta, la cual se produjo delante de la fachada de su casa, pero nada tenía que ver Cervantes en este asunto.
La carrera militar de Cervantes fue realmente breve. Inició su carrera militar al servicio de Giulio Acquaviva en 1570, pero pronto, en 1571 se convirtió en soldado de la compañía de Diego de Urbina junto a su hermano Rodrigo de Cervantes. Ese mismo año, intervino en la batalla de Lepanto donde fue herido en el pecho y en la mano izquierda, la cual, le quedó inmovilizada, y fue por este motivo por el que recibió el apodo de El manco de Lepanto. Este hecho lejos de apartarlo de la vida militar, no le impidió seguir participando en otras batallas, como en Corfú y Modón. También formó parte de la expedición de Juan de Austria contra Túnez en 1574. En 1575 fue hecho prisionero cerca de las costas catalanas por corsarios berberiscos, aquí comenzó su cautiverio en Argel que duró 5 años. Miguel de Cervantes realizó cuatro intentos de fuga pero fue su familia junto con los padres trinitarios los que conseguirían el dinero para pagar el rescate del escritor.
A su regreso a España, Miguel de Cervantes intentó seguir con su vida militar, pero esta había quedado truncada así que encontró trabajo como comisario de abastos y recaudador de impuestos, que como hemos visto anteriormente le proporcionó algún problema con la justicia.
En cuanto a su obra estrenó en Madrid en 1584 Los tratos de Argel y Numancia, dos obras de teatro. En 1585 publicó la obra pastoril La Galatea y escribió La comedia de la confusión  y Tratado de Constantinopla y muerte de Selim, aunque las dos obras están desaparecidas. En 1605 aparece la primera parte de su gran obra El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, con un éxito inmediato, lo que le permitió un respiro económico. En 1613 publicó La novelas ejemplares. En 1614 publicó Viaje al Parnaso, es una obra en verso. En 1615 publicó Comedias y entremeses y la segunda parte del Quijote.
Murió el 22 de abril de 1616 en Madrid y fue enterrado el 23 de abril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *