Portada » MICRORRELATO: EL SILENCIO

MICRORRELATO: EL SILENCIO

Corría sin parar, a pleno sol, hacia ninguna parte. Huía de sus perseguidores y parecía que los había perdido. Miraba constantemente hacia atrás y no había nadie ni nada. Sin darse cuenta sus pasos lo llevaron a la pineda, podía ver el mar mientras corría, y ya solo lo hacía por inercia. Cuando sus fuerzas se agotaron cayó al suelo, exhausto. Cerró los ojos, rendido, sin ánimo para luchar más y entonces vio entre los árboles una casa. Se levantó como pudo y se dirigió a ella. Empezó a recuperar el aliento y su respiración se volvió más pausada. La casa estaba abandonada,


tuvo que pasar entre muchos hierbajos, todas las ventanas estaban tapiadas. Era una casa triste y gris, tal vez siempre fue así. Empujó la puerta con fuerza y entró. Todo estaba como él lo recordaba. El sofá, la tele, su viejo escritorio, la oscuridad, el silencio que daba unidad a todo hasta que llegaban ellos. Se quedó quieto, intentando no perder la calma, luchando por abrir los ojos a la realidad. Un sudor frío recorría su cuerpo, otra vez estaban allí, sin saber cómo, lo habían vuelto a encontrar. Lo acosaban, le gritaban, lo volvían loco y él intentaba por todos los medios dejar de pensar como hacía antes, sentado en el suelo de su habitación, se tapaba los oídos para no escucharlos, pero estaban dentro. Los veía moverse de un lado a otro de forma fugaz y él gritaba para no oírlos más en su cabeza y apretaba los párpados con todas sus fuerzas para no verlos. Y entonces, la calma. El silencio volvía a restablecer el orden de todas las cosas. La casa estaba cerrada a cal y canto y vacía.

Vio borrosamente acercarse a un hombre mientras estaba tirado en el suelo: “¿Estás bien? Pareces asustado. No tengas miedo, no hay nadie.” Se levantó y corrió con toda el alma hasta llegar a su piso, fue al baño, metió la cabeza debajo del grifo, el agua estaba helada y al mirarse al espejo volvió a sentir como todos sus miedo aparecían.

Mar Ball


 

¿CÓMO PODEMOS INTERPRETAR ESTE MICRORRELATO?

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *