Portada » LENGUA

Categoría: LENGUA

¿Cómo diferenciar enunciado, oración y proposición?




Existen muchas definiciones para cada uno de estos conceptos y, a veces, se confunden entre sí. Las definiciones que se muestran a continuación nos ayudarán a ver las diferencias que hay entre estos tres elementos.

Un enunciado es una secuencia de palabras con valor comunicativo, sentido completo y entonación propia.
¡Qué tarde!
He visto a mis amigos.
Son dos enunciados con características diferentes, es decir, en el primer enunciado vemos la ausencia de verbo, mientras que en el segundo enunciado, observamos la presencia de una verbo en forma personal. Este hecho nos indica que un enunciado puede tener o no verbo ( en forma personal o no). También nos indica que un enunciado está dentro de dos pausas muy marcadas, es decir el enunciado siempre acabará en punto.

La oración está formada por un sujeto y un predicado (excepto las oraciones impersonales que carecen de sujeto). El verbo en una oración siempre estará en forma personal.
(Yo) He visto (V) a mis amigos.
La proposición forma parte de la oración compuesta a través de la coordinación o subordinación a otra u otras proposiciones.
He visto a mis amigos (prop. 1) y me he ido con ellos (prop. 2).

Espero que os haya servido de ayuda esta pequeña explicación.

LENGUA: ¿POR QUÉ HAY PERSONAS QUE DICEN “TREINTA Y UN PÁGINAS” POR EJEMPLO?




Sinceramente, no lo sé. Quisiera encontrar una respuesta porque cada vez que oigo algo así se me erizan los pelos, ¿solo me suena a mí realmente mal? Espero que no. Así que, después de ver el otro día El Intermedio y escuchar a Dani Mateo pronunciar esto me fui a buscar la teoría sobre el uso de los cardinales, que son aquellos numerales que sirven para determinar cantidades en relación a cosas, animales o personas. Según la RAE: “El numeral uno, una se apocopa en la forma un únicamente cuando antecede a sustantivos masculinos: un libro, un coche; o a sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica (una vocal es tónica cuando en ella recae el acento prosódico o de intensidad): un águila, un alma, un hacha; pero no se apocopa nunca cuando antecede a sustantivos femeninos que no comienzan por /a/ tónica: una amapola, una mujer, una novela.” Teniendo en cuenta esto, la lógica nos dice, y la teoría, que todos los numerales compuestos que contienen el numeral uno, una se comportan de la misma forma. Esto nos lleva a pensar que debería decirse treinta y una páginas, ya que el sustantivo que sucede al numeral es femenino.
Si alguien tiene otra respuesta le agradecería mucho que la compartiera en este blog. Me parece muy interesante esta cuestión.