Portada » MICRORRELATO: La inútil huida

MICRORRELATO: La inútil huida




Entró precipitadamente en el edificio y subió corriendo por las escaleras. Algo oscuro y deforme lo seguía. Quiso dejarlo atrás subiendo de dos en dos los escalones. Imposible, seguía pegado a su espalda, crecía y empequeñecía a su paso. Sintió pánico ante aquel desconocido. En su huida no calculó bien sus pasos y el maldito escalón de siempre se interpuso entre sus deseos y su realidad. No había nadie. Rodó escaleras abajo y en el descansillo, sin aliento ya, se arrellanó. Su sombra, oscura y deforme, siguió su camino y entró en su casa y ni siquiera su perro notó su ausencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *